Usted está en : Portada : Crónica Miércoles 29 de noviembre de 2006

Hallan restos arqueológicos de Cultura Llo Lleo
 

Se trata de esqueletos incompletos de niños y adultos. Sitio del hallazago correspondería a un enterratorio y basural conchífero de los primeros habitantes que tuvo San Antonio

Antonieta Caro Romero

Los restos hallados pertenecerían al Complejo Cultural Llo Lleo del período alfarero temprano. El conservador del Museo de San Antonio solicitó la cautela de las piezas al Consejo de Monumentos Nacionales.

 

El Complejo

Los habitantes del Complejo Cultural Llo Lleo residían en distintos sistemas ecológicos y se les encuentran de preferencia en terrazas costeras y fluviales, como los hallazgos de Santo Domingo y el río Maipo. Sus moradas estaban construidas a lo largo del río, y también ocupaban lagunas como El Peral.

Hay evidencia de otros asentamientos en los sectores de San Juan, Rayonhil, Lo Gallardo, Tejas Verdes, La Boca, Las Cruces y Llo Lleo.

Respecto a sus características físicas, eran una raza mongoloide con una estatura media de un metro y 50 centímetros para las mujeres y un metro y 60 centímetros para los varones.

Se presume que sus viviendas eran de material ligero y los asentamientos se caracterizaron por estar conformados por familias numerosas y cercanas entre sí.

Sus enterratorios se encontraban bajo los mismos sitios habitacionales.

 

Esqueletos incompletos de adultos y niños, cerámicas y otros implementos del Complejo Cultural Llo Lleo, fueron hallados por trabajadores particulares en una cantera de extracción de áridos ubicada en la ladera sur del estero El Sauce en el Fundo de Llo Lleo.

Así lo dio a conocer ayer, el conservador del Museo de Ciencias Naturales y Arqueología de San Antonio, José Luis Brito, quien precisó que las piezas corresponderían precisamente al Complejo Cultural Llo Lleo del período alafarero temprano.

Dadas las características del hallazgo Brito indicó que el territorio correspondería a un sitio de vivienda, enterratorio y basural conchífero de estos primeros habitantes que tuvo San Antonio.

"Se halló dos esqueletos incompletos de adultos. Dos urnas de cerámicas infantiles, en las cuales se encontró un esqueleto incompleto de un niño, además de vasijas de agua, piedras oradadas y piedras de moler", indicó Brito, quien agregó que por desconocimiento los trabajadores rompieron gran parte de las cerámicas, pensando que en su interior contenían oro.

Lo más significativo del hallazgo es que el sitio correspondería al mismo lugar en que el antropólogo Aureliano Oyarzún encontró en 1910 los primeros restos de este milenario complejo aborigen.

"Hoy hemos dado aviso al Consejo de Monumentos Nacionales solicitando la tutela de las piezas encontradas, porque éstas nos permitirán seguir conociendo aún más la vida que llevaban nuestros ancestros y a la vez fortalecer nuestra identidad local, porque no todos los días se generan hallazgos de esta naturaleza", planteó el conservador del museo local.

 

 
 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto