Usted está en : Portada: Reportajes
Domingo 4 de octubre de 2009
Santuario de la Naturaleza Laguna El Peral

La laguna fue declarada Santuario de la Naturaleza mediante el Decreto Supremo Nº 631, de fecha 31 de julio de 1975.

Está ubicado en la comuna de El Tabo, localidad de Playas Blancas, al costado oeste de la Ruta G 98 F, que une San Antonio y Algarrobo.

La administración se encuentra ubicada en Avenida Los Maitenes Oriente s/n, Playas Blancas, fono (35) 431270. e-mail: lagunaelperal@yahoo.es

Horario de visita: lunes a viernes de 09.00 a 17.30 hrs.

Sábados, domingos y festivos de 9.00 a 13.00 y 14.00 a 17.30 horas.

Desde tiempos coloniales, esta laguna perteneció a diferentes dueños y fue parte de gigantescos predios como uno de los últimos denominado Fundo El Peral, por el cual la laguna tomó el actual nombre, hasta ser vendida como parte de un lote a los dueños actuales. En 1975 y por gestiones del Museo Nacional de Historia Natural, esta laguna fue declarada Santuario Natural. Posteriormente, Conaf en virtud de un convenio con el Consejo de Monumentos Nacionales, comienza a administrar el Santuario en el año 1983 instalando un primer cerco y los primeros guardaparques.

La unidad cuenta con un sendero de 600 metros, tres miradores, 10 bancos de descanso, servicio higiénico y agua potable.

El sendero permite un fácil recorrido donde se puede apreciar la belleza escénica del santuario y sus recursos naturales, y que además está habilitado casi en toda su extensión con accesibilidad para personas con movilidad reducida. lo cual facilita a todo tipo de visitantes el poder estar en contacto con la naturaleza.

Clima

La laguna El Peral se encuentra inserta en una Zona de Tendencia Mediterránea, atenuada por la influencia marítima.

Posee una estación seca prolongada (8 a 9 meses) y otra de cortas e intensivas lluvias (3 a 4 meses) acompañada de fuertes neblinas. La precipitación media del lugar es de 470 mm, y la temperatura media anual que asciende a los 11,9º C.

Atractivos Naturales

La vegetación dominante es el pajonal ribereño de trome y totora. En el ambiente acuático se identifica el pinito de agua, y que es la base alimentaria de las aves herbívoras del lugar. Entre los escasos árboles y arbustos que se desarrollan en los terrenos circundantes a la laguna se pueden mencionar el molle, boldo, huingán, y quilo, entre las nativas, y domina un matorral arbustivo de chocho o lupino, planta exótica que contribuye a la fijación de las dunas que rodean la laguna. Esta vegetación se observa en general en todo el terreno aledaño al Santuario.

En el santuario se registran más de 106 especies de aves, 42 de ellas acuáticas, las cuales representan el principal recurso a admirar; de éstas últimas, 25 se consideran permanentes en el lugar. Las especies más comunes y que nidifican en el área todos los años son: cisne de cuello negro, huairavo, garza grande, garza boyera, gaviota cáhuil, tres especies de tagua, pidén, picurio, entre otras. Además se pueden apreciar otras especies residentes como pato jergón grande y pato cuchara, y algunas ocasionales como el cuervo de pantano, pato gargantillo, y becacina. Entre las aves que habitan el ambiente de pajonal, están el siete-colores, el trabajador, el colegial y muchas más.

De las aves terrestres es posible observar a la rara, trile, y mirlo entre otras; adicionalmente, arriban representantes del grupo de aves marinas, como la gaviota dominicana y la gaviota de Franklin, siendo esta última especie una migrante del Hemisferio Norte que utiliza el sitio como descanso y sus poblaciones llegan a más de 2 mil individuos.

Respecto de los mamíferos, se puede observar la presencia del coipo y en forma ocasional se detecta al quique y el zorro chilla.