Año XVII - Nro. 4555 - Martes 11 de mayo de 2004

Niña que sufre pubertad precoz necesita de urgente ayuda

Los padres de la pequeña Alexa Contreras Cáceres, Paul y Eliana, esperan contar con el apoyo de la comunidad para salir adelante con su hija.

Preocupados se encuentran los padres de la pequeña Alexa Contreras Cáceres (5 años), quien sufre el síndrome de pubertad precoz y cuyo tratamiento no ha podido ser financiado, debido al alto costo de los medicamentos. Su desesperación sigue creciendo al pensar que sólo hasta el próximo 24 de junio, tienen plazo para conseguir cerca de 800 mil pesos y adquirir la receta que les fue entregada por los especialistas para iniciar el tratamiento de la menor.

"Ese día es nuestro punto de partida con mi hija, ya que el tratamiento a base de dos inyecciones está indicado cada tres meses por cuatro años consecutivos. A lo mejor para septiembre vamos a tener más plazo para conseguir ese dinero. Pero estamos preocupados ya que aún no hemos podido recaudar el dinero para iniciar su tratamiento", explicó angustiada Eliana Cáceres, quien aseguró que a la fecha han realizado diversos beneficios para reunir el dinero.

 

MEDICAMENTOS

 

Junto a su esposo Paul Contreras, están dispuestos a luchar hasta el último minuto por conseguir adquirir los medicamentos denominados Luprón y Decapeptil, que permitirán que el desarrollo físico y sicológico de su pequeña hija no siga alterándose.

"Para mí ha sido muy difícil enfrentar la enfermedad de mi hija. Los médicos nos indicaron que es poco frecuente y que si no es tratada a tiempo puede tener malas consecuencias para la niña. De hecho su desarrollo alcanza al de una niña de 12 y ella apenas tiene 5", indicó la madre de la menor, que está a punto de dar a luz a su tercer hijo.

 

PUBERTAD PRECOZ

 

La pubertad precoz está definida por la aparición de caracteres sexuales secundarios antes de los 8 años en las mujeres y de los 9-10 años en los hombres. Su causa se debe a la activación temprana del eje Hipotálamo-Hipofisiaria-gonadal por un mecanismo desconocido; lo que conduce al desarrollo ordenado de caracteres sexuales secundarios pero de aparición muy precoz.

Según lo manifestado por el jefe del Servicio de Maternidad del hospital Claudio Vicuña, doctor Héctor Díaz, el caso de Alexa se da en un niño o niña entre mil, por lo que su frecuencia no es muy elevada. No obstante, mientras más oportuna sea su pesquisa, existen mejores posibilidades de que el tratamiento cumpla su objetivo.

"Básicamente las sospechas de estos casos clínicos son detectados en nuestro servicio. Sin embargo, para confirmar el diagnóstico se derivan a Valparaíso, y posteriormente se controla la evolución del paciente", declaró el ginecólogo.

El facultativo indicó que se puede sospechar de la presencia de pubertad precoz en los niños a través de la aparición de caracteres sexuales secundarios como vello pubiano, vello axilar y crecimiento de las mamas antes de los 8 años en la niña y de los 9 en el niño.

Aseguró que "la progresión del cuadro clínico lleva a una maduración ósea acelerada y a la aparición precoz de la menarquia (primera regla). Si aparecen entre los 8 y 9 años se denomina pubertad adelantada, que es el caso de la pequeña Alexa".

 

TRATAMIENTO

 

En el tratamiento de la pubertad precoz hay que tener muy en cuenta las circunstancias psicológica de la niña así como su edad.

"El tratamiento para la pubertad precoz consiste en la administración de unas inyecciones que bloquean los receptores hipofisarios cuya función es estimular la secreción de hormonas estimuladoras de la producción de estrógenos. Al bloquearse estos receptores se frena la producción de dichas hormonas y por tanto la estimulación del ovario por las mismas, consiguiéndose como efecto final la supresión de estrógenos y con ello, el desarrollo puberal. Hay que valorar si el tratamiento va a ser efectivo a la hora de mejorar la talla final de la niña, porque el problema que se da en la pubertad precoz es que, al adelantarse la edad ósea, la talla final puede quedar comprometida", aseguró Héctor Díaz.

En los últimos años se ha obtenido mayor información sobre el beneficio de este tratamiento y se ha observado que solamente en los casos en que aparece una pubertad en edades muy tempranas entre los 3, 5 ó 6 años es cuando el tratamiento es realmente efectivo en cuanto a la mejora de la talla final.

Es por ello que para Eliana Cáceres y Paul Contreras es vital conseguir el dinero e inyectar el tratamiento a su hija. "Ella es una niña hermosa que va al jardín y que hasta el minuto su mente es la de una menor de cinco años. No queremos que sufra una especie de enanismo. Por eso nos hemos visto en la necesidad de pedir ayuda", indicaron los angustiados padres, quienes abrieron una libreta de ahorro en el BancoEstado a nombre de la menor cuyo número es el 23962487530.

Quienes puedan materializar su ayuda o necesiten contactarse para recabar mayores informaciones lo pueden hacer llamando al 583702.

Volver